Inicio Mallorca El Consejo de Caza de Mallorca aprueba una nueva orden de vedas...

El Consejo de Caza de Mallorca aprueba una nueva orden de vedas que permite prorrogar la caza de algunas especies

La resolución, que está adaptada a las directrices europeas, fue aprobada por la unanimidad de los miembros del sector cinegético, ambiental y rural de la isla

El Consejo de Caza de Mallorca, que depende del Departamento de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes del Consell de Mallorca, ha aprobado cambios significativos en la nueva orden de vedas cumpliendo con los requisitos que marcan las directrices europeas.
A partir de ahora, se permitirá la caza de liebres con escopeta durante dos días (los días 18 y 25 de agosto), con una captura máxima de una liebre por cazador y día; se mantiene la moratoria de caza de la tórtola europea una temporada más; este año no se permitirá la caza de tórtola turca puesto que no es considerada especie cinegética en España y además la temporada de caza de la paloma bravía se iniciará el 1 de setiembre.
Asimismo, se prorroga la temporada de caza hasta el 9 de febrero para las siguientes especies: el zorzal común, el zorzal alirrojo, el estornino pinto, la becada, la paloma bravía y la paloma torcaz, cada una en sus respectivas modalidades. Además, las modalidades tradicionales de caza de perdiz con reclamo (con escopeta y bagues) y de zorzal a coll terminará día 10 de febrero.
La resolución anual fue aprobada por unanimidad en la votación final de la reunión del Consejo de Caza de Mallorca, que tuvo lugar en la finca de Raixa y que congregó a miembros del sector cinegético, ambiental y rural de la isla. Como novedad, se invitó a varias entidades agrarias, entre ellas ASAJA y Mallorca Rural, las cuales respondieron con gran implicación y agradecimiento.
El vicepresidente segundo y consejero de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes, Pedro Bestard, que fue el encargado de presidir la sesión, ha destacado «la aportación vital de las asociaciones agrarias al mundo cinegético, resaltando la interrelación entre ambos sectores».
«Siempre se habían tenido en cuenta las directrices europeas para restringir la caza. Ahora se han tenido presentes también para poder prorrogar la caza de algunas especies de acuerdo con los periodos de migración», ha señalado Pedro Bestard.
Por su parte, el director insular de Caza, Sebastià Perelló, ha remarcado «el esfuerzo que ha llevado a cabo la Dirección Insular de Caza para realizar un trabajo de participación y de consenso conjuntamente con todos los sectores implicados, ajustándose siempre a los datos técnicos».
Se valoró una declaración de emergencia cinegética
Siguiendo el orden del día, se valoró una posible declaración de emergencia cinegética para las especies de paloma torcaz y paloma. «La población de estas dos especies se ha incrementado durante los últimos años y se han multiplicado diferentes problemáticas: daños agrícolas, deterioro de bienes materiales, riesgos de enfermedades a otras especies, salubridad pública, etc.», según explicó el consejero de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes a todos los presentes. 
El director insular de Caza ha recordado que la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares (FELIB) ya manifestó en reuniones previas al Consejo de Caza la gran preocupación de los alcaldes, así como los daños generalizados a casi todos los municipios.
 
 

MÁS:  El Consell de Mallorca activa el Plan Estratégico de Ciberseguridad Municipal para aumentar la protección tecnológica de los ayuntamientos

- Te recomendamos -
Artículo anteriorMallorca participa en la feria turística de Dubai que concentra a las principales empresas del sector de Oriente Medio
Artículo siguienteNous serveis i actualització sobre diversos contractes de gestió de residus del Consorci de Residus i Energia de Menorca